¿Qué es una piel hidrofugada?

Una piel hidrofugada es una piel que recibió un tratamiento especial que ofrece las siguientes características:

  • Repelente al agua. Un cuero hidrofugado no permite que su superficie se moje. Se observa en su superficie un efecto de gotas.
  • Resistencia al agua. Una piel hidrofugada debe resisitir la absorción y transmisión del agua.

Muchas veces, para relizar una piel hidrofugada se ocupa un acabado especial a base de PU (poliuretano). El PU sella todos los poros de la piel hidrofugada. Es fácil diferenciar si una piel es hidrofugada por el brillo característico del poliuretano.